Diseña para los estados vacíos de tu aplicación

Seguro que muchos habéis visto, bien en páginas como Dribbble o Behance o bien enlazado en alguna red social, fantásticos rediseños de Facebook, de Twitter o hasta de Myspace. Muchos diseñadores plasman sus ideas de cómo convertir estas plataformas en herramientas más cuidadas y visualmente mucho más atractivas. Pero si algo me llama la atención de esos trabajos es que siempre están rellenos de contenido ideal: fotos de máxima calidad, amigos guapos y actualizaciones de estado que quedan magníficas en el conjunto. Yo no sé cómo serán vuestros amigos de Facebook, pero los míos por mucho que los quiera, a nivel visual y gráfico no son de portada de National Geographic.

Por supuesto que hay que esforzarse al máximo en cubrir todas las posibilidades y ver cómo acomodar el contenido de nuestra aplicación o página web de la mejor forma posible. Pero no hay que olvidar los estados vacíos, que además serán probablemente los primeros que vean los usuarios al conocerte. Ya hablé sobre este tema cuando di tres consejos para diseñar una app más adictiva y hoy quería volver sobre él porque creo que tiene mucha importancia.  ¿Y cuáles son los estados vacíos? Por ejemplo, cuando llegas a borrar todos tus correos de la bandeja de entrada y no queda ninguno, cuando entras a Twitter y no sigues a nadie con lo que no hay tweets que mostrar o cuando utilizas una aplicación sin registrarte y no puedes acceder a ciertas opciones.

 

yipietoalone

¿Y en GPMESS? Probablemente el más claro es cuando al entrar en la aplicación estás en un lugar en el que no hay yipis. Ahí hemos ido modificando a lo largo de todos estos meses lo que mostramos y poco a poco vamos ayudando al usuario a dar sus primeros pasos (o bien escribir algo sobre el lugar en el que está o bien ir a leer los súper yipis para inspirarse). Pero no es el único momento en el que puedes estar solo. Tal vez en el lugar en que estás eres el primer usuario y nadie a tu alrededor ha escrito nada aún… ¡no tienes vecinos! Ahí aparece Yipieto en su isla desierta con cara de apuros. O puede que no estés registrado o conectado a tu cuenta y vayas a buscar a tus amigos… ¡no los podrás ver! En lugar de un simple mensaje de error, es mejor ofrecer una alternativa y una explicación.

Nos queda aún camino que recorrer en este campo y es que es cierto que aunque uno predique su importancia, a veces es fácil olvidarse en el proceso de creación de una aplicación o una web de esos momentos que nos gustaría que nadie tuviera (porque lo ideal sería estar rodeado de otros usuarios o de contenido) y seguimos en ello. Así que valga este post como recordatorio para todos de la necesidad de pensar en los usuarios y su experiencia lo primero, desde el momento en que nos descubren hasta que consiguen hacer todas las acciones que queremos que hagan con nuestro producto. Guíalos, explícales los porqués y no los asustes con pantallas vacías, con errores desconocidos o sin un lugar al que ir después.

Y si necesitáis inspiración o queréis curiosear cómo solucionan otras muchas aplicaciones estos problemas con los estados vacíos, podéis visitar emptystat.es donde se recopilan screenshots sobre el tema.