La importancia de un blog corporativo para una startup

Cuando GPMESS creó su blog, aún se llamaba gpmess, su logo era bastante menos flat, sólo teníamos una versión alpha y el objetivo era informaros periódicamente de todas esas inquietudes que tenéis sobre nuestra aplicación y nuestra empresa, sobre los usos que otros miembros de la comunidad le dan y sobre la aventura de emprender, el mundo de la geolocalización y las últimas nuevas tecnologías. Han pasado poco más de dos años y estamos más que orgullosos de todo lo publicado y de haber mantenido el espíritu del primer día (y mejorado).

necesitablog

El blog corporativo es ese lugar que siempre está ahí, ajeno al alboroto de Facebook y Twitter, donde cada actualización va precedida de una relativa calma para pensar bien cada línea. A veces se escribe exultante y otras veces con nervios por saber cuál será la aceptación de lo que vas a lanzar a la comunidad y a los lectores. Unos días cuentas historias de lo que pasa dentro de la startup y otros te lanzas a analizar el mercado global. Historias conmovedoras o docenas de líneas de código para ayudar a otros programadores. Todo tiene cabida si está bien contado y tiene un objetivo final.

¿Por qué tu startup necesita un blog? Porque es el mejor escaparate al mundo que puedes tener y lo controlas de arriba a abajo. No dependes de los fans que ven tu actualización en una red social, ni de lo que pagues porque tu anuncio se vea, ni de que los medios de comunicación entiendan que esa nota de prensa que para ellos es una más, para ti es lo más importante que te ha pasado en meses. Porque es una manera de recopilar la historia de lo que has ido viviendo para cuando te dé por echar la vista atrás y porque cualquiera que busque información sobre tu empresa (futuros trabajadores entrevistados, medios de comunicación, inversores…) tendrá una puerta abierta a lo que ocurre dentro de ella.

En una startup tecnológica como la nuestra, gran parte del equipo tiene un perfil marcadamente técnico, y esto es otra ayuda más. Obviamente a todos nos encantan las historias que cuenta nuestro equipo de comunicación, pero queríamos que todos tuvieran voz. Nuestro blog es también punto de reunión de desarrolladores de Android, iOS o ASP.NET que pueden consultar sus dudas con nuestros compañeros, que son auténticos expertos en el tema.

Por todo esto nuestra recomendación es que te plantees un calendario de actualizaciones realizable (nosotros no empezamos con los cuatro posts semanales de ahora ni de cerca), midas las visitas, las páginas vistas y en el fondo el interés de la gente por unos u otros temas para así ir atinando más con el tono y las temáticas, y trates de superar esas métricas mes a mes. Mueve los posts en tus redes sociales (vienen de maravilla para tener contenido que compartir) e intenta convertir a lectores esporádicos en asiduos. Y, además, si consigues que a través del blog visiten o conozcan tu producto, se descarguen tu aplicación o recomienden a sus amigos el mismo, estarás cerrando el círculo de motivos por los que hay que tenerlo. Y es que, al final, el objetivo es el de siempre: crecer y crecer.