Yo

Yo, y no me refiero a mí, me refiero a Yo. Yo es una app de esas que están de moda y “nadie” sabe por qué. Como hicimos recientemente con Secret, intentemos entre todos averiguar cuál es el factor de éxito de Yo.

Si aún no la conocéis, podéis leer este artículo de Pilar Martínez en su blog que os explica de qué va, aunque ya os adelanto que no tiene ningún misterio: sólo puedes agregar amigos introduciendo su nombre de usuario y posteriormente mandarles una notificación que diga “Yo”.

yipietoyo

Nuevamente (como con Secret), estamos ante una aplicación que ni funciona bien ni es bonita. De hecho su auge parece que viene de que Robert Scoble dijera que es la peor app ever. En ese momento ya sea por desconfianza de las palabras del influencer, o por querer reafirmarlas 1.000.000 personas la instalaron en un mes (la mayoría en los cuatro primeros días).

Nuevamente (como con Secret), nos encontramos una aplicación de esas que llegas a la oficina y comentas¡Mirad que mierda me he encontrado!”. Apostaría a que gran parte de las instalaciones provienen de gente del mundillo que se la ha instalado para regocijarse de que ellos hacen (o nosotros hacemos) apps mejores. Estoy de acuerdo, es una mierda, pero una mierda que ha conseguido 1.000.000 de usuarios orgánicos en un mes y otro de dólares de financiación.

El secreto puede que esté en la simplicidad, o en que te mencionen los influencers aunque sea mal, o simplemente en explotar ese ansia por la superioridad con un producto chapucero ¿qué creéis?

[poll id=»2″]