Mis usos de GPMESS: he empezado el #ÍndiceCocaCola

El otro día me encontré dando vueltas por una ciudad que no era la mía -y en un barrio que apenas conocía- intentando decidir en qué lugar tomar un té. Llovía y hacía frío, y ya iba a meterme en la primera cafetería que había aparecido en mi camino cuando vi una lista de precios en la puerta: Té, 2,50 €. ¡Uy! De primeras, me pareció carísimo y decidí dar una vuelta a la manzana. Segundo intento… Té, 2,80 €. Uff. Tercer y cuarto intento (ya más por curiosidad que otra cosa)… ni rastro de los precios a primera vista. ¿Sería que en esa zona todos los sitios se movían en esa horquilla de precios? ¿Había atinado yo muy mal? ¿O es que a lo mejor a mí me estaban pareciendo desorbitados unos precios que en realidad allí eran comunes? Y me acordé del índice Big Mac.

cocacola

El Índice Big Mac, es un indicador que calcula desde 1986 la revista The Economist, y que permite comparar el poder adquisitivo de distintos países donde se vende la hamburguesa Big Mac de McDonalds. Las razones de elegir un Big Mac es porque en teoría McDonalds decide el precio de sus hamburguesas en función del poder adquisitivo del país donde vende el Big Mac. Mediante el valor referencial de venta de la hamburguesa, se puede comparar el costo de vida de los países donde se vende, y además establecer si las monedas locales están sobrevaloradas en relación al dólar estadounidense. En resumen: a medio camino entre la sátira y la estadística, cuanto vale un Big Mac en cada país nos puede servir como guía para conocer si una moneda esta devaluada o sobrevaluada.

Y pensé en lo útil que me hubiera sido en ese momento un índice a pequeña escala para comparar, ya no países, sino establecimientos mediante el precio de un mismo producto en todos ellos. Y pensé en el #ÍndiceCocaCola.

Así que a partir de ahora, cada vez que me tome un Coca-Cola en cualquier sitio, dejaré en él un yipi con el precio, para ir conformando un pequeño #ÍndiceCocaCola que os pueda servir a todos los que paséis por allí de referencia sobre el lugar. ¿Y por qué Coca-Cola, y no una caña o un café? Porque Coca-Cola se sirve tanto en las cafeterías, como en los restaurantes, los bares o las salas de conciertos. Y porque es mi índice, ¡y yo bebo Coca-Cola!

P.D. Al final aquel día tomé un té estupendo en un sitio con personal muy amable, enchufes y wifi, a pocos metros de los tés de 2,50 y 2,80 €… y solamente por 1,60 €.

¿Quieres saber algo más sobre la teoría de la paridad del poder adquisitivo?
¿Quieres saber algo más sobre el índice Big Mac?