De yipis 1.0 y nocumpleaños

Se acerca mi cumpleaños, y tal vez porque siempre ha caído en exámenes o cargas de trabajo, o porque soy un poco antisocial nunca he sido de celebrarlo mucho. Ahora, con la nueva gente de Lanzadera había que compartir algo, ya que son todos grandes, pero la verdad no me apetecía mucho que me felicitasen ni nada (ya os lo he dicho, un poco antisocial).

Nocumpleaños

Dándole vueltas con Paula, elegimos un día en el que no fuese el cumpleaños de nadie, y celebramos el nocumpleaños de todos los que estamos por aquí. Es algo más alegre ya que todo el mundo recibe felicitaciones, y además, al menos yo, tengo más nocumpleaños al cabo del año que cumpleaños.

Como somos muy de hacer cosas raras dejamos en cada puesto un yipi 1.0 ¡con un mensaje secreto! Llevaba a una página de felicitación, que a su vez llevaba al premio gordo de la cocina.

Nos lo pasamos muy bien, fue genial ver la cara de la gente cuando le felicitabas su nocumpleaños, y escuchar “Gracias, ¡qué ilusión!”. Y aunque sin ánimo de convertir todo en trabajo, he de decir que las estadísticas de esa página a lo mejor nos hacen intentar conseguir con galletas lo que no estamos consiguiendo con publicidad online.